domingo, 6 de septiembre de 2009

Vivir con TDA-H: Un trastorno de toda la vida. Cosas que no se deben olvidar.

El TDA-H es el trastorno conductual más comúnmente diagnosticado en la infancia. Ocurre en el 3 al 5 por ciento de los niños en edad escolar. Se desconoce la etiología exacta del TDA-H, aunque se han implicado déficits de neurotransmisores, la genética y las complicaciones perinatales. Interfiere con la capacidad de un individuo para regular el nivel de actividad (hiperactividad), inhibir la conducta (impulsividad) y prestar atención a las tareas (falta de atención) de la manera que es apropiada para su nivel de desarrollo.

El TDA-H representa un importante y costoso problema de salud pública. En México afecta a más de un millón y medio de infantes, de los cuales solamente más de 100 mil han sido tratados. Esto implica también que es el trastorno neurológico que en el campo de la salud mental más a menudo se diagnostica, pero generalmente su diagnóstico tarda en detectarse en promedio 1.9 años, mientras que apenas 3 por ciento de los pacientes recibe un tratamiento médico adecuado.

Unos 100 científicos de la comunidad internacional crearon la declaración de consenso sobre el TDA-H, como referencia sobre el estatus de los hallazgos científicos sobre este trastorno. En ella se planteó: "Como cuestión de ciencia, la idea de que el TDA-H no existe es sencillamente errónea. Todas las asociaciones médicas importantes y las agencias gubernamentales para la salud reconocen al TDA- H como un trastorno genuino, porque la evidencia científica que así lo indica es muy abrumadora".

Con frecuencia se da más credibilidad a los Mitos y Errores difundidos desde hace años que a Realidades puestas de manifiesto más recientemente. El trastorno por déficit de atención con hiperactividad, es un trastorno conductual de la infancia relativamente común, con importantes consecuencias para los individuos afectados, sus familias y la sociedad.

El TDA-H es superior a un 57%, entre los hijos de padres con TDA-H. Los estudios de seguimiento hasta la edad adulta muestran una persistencia del TDA-H superior al 50%.

El TDA-H no se controla a voluntad, ni porque le repitamos muchas veces al niño o adolescente que debe hacerlo. Las formas tradicionales de educar y aprender, no siempre funcionan cuando un niño tiene TDA-H. Los niños deben aprender nuevos hábitos y requieren de la ayuda y el apoyo de sus padres y sus maestros.

Los signos específicos y visibles del trastorno pueden ser diversos, pueden cambiar de un niño a otro y dentro de un mismo individuo a lo largo del desarrollo. Los patrones de aparición de los síntomas pueden ser variables, aparecen unas veces sí, otras no; están marcados por altibajos y rendimiento disminuido.

Cada niño es único y sus padres y sus maestros también. Cada familia es única. Cada grupo escolar y escuela también son únicos. Es necesario diferenciar a la persona de sus comportamientos sintomáticos y de sus comportamientos inadecuados. La naturaleza de los síntomas, hará que aún controlando el ambiente, persistan en cierta medida sus manifestaciones.

El niño o adolescente con TDA-H precisa: Más estructura y organización. Más frecuencia en las consecuencias positivas y mayor inmediatez de estas. Más consistencia en las consecuencias negativas. Reajustes especiales para el desarrollo de sus actividades (adecuaciones curriculares).

Por eso padres y maestros deben Estar al lado del niño o adolescente sin condición. Ponerse en su lugar y ver el mundo desde su perspectiva.

5 comentarios:

Diana dijo...

Tienes un blog muy interesante y muy práctico tanto para padres como para profesionales de la educación. Enhorabuena por todo el trabajo que estás realizando de verdad.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por ser tan precisa, continúe asesorándonos de forma práctica para ayudar a los niños y niñas que tanto lo necesitan. Es un halo de esperanza.

Nieves Herrera Conde dijo...

Gracias a ustedes. Lo más importante es entender todos: oadre, maestros, terapeutas, la diferencia que podemos hacer en un niño.

Anónimo dijo...

me interesa mucho este articulo,tengo 2 niños que tienen TDA-H, me gustaria que los maestros de mis hijos, junto con la directora y supervisora se informaran mas al respecto sobre este tema, para que vean lo dificil que es tener 2 niños con estos problemas. aun asi amo a mis hijos y los voy a sacar adelante aun sin la ayuda de los profesores que son a ellos a los que les deben de dar terapia.

Dentist Plano, TX dijo...

ADHD is tough to deal with, but with the right help and focus, it can be overcome!